martes, 7 de febrero de 2012

Aziza

Hace ya bastante tiempo que dediqué una entrada a una excelente bailarina canadiense llamada Aziza -y que os recomiendo que veáis-; pero que no debe ser en modo alguno confundida con la Aziza que hoy os presento, ésta, de origen egipcio, y considerada como la artista "revelación" y más famosa actualmente en Egipto.



Aziza nace en Alejandría y desde muy joven fue admiradora de las bailarinas históricas Tahiya Carioca, Samia Gamal y Naima Akef; además de poseer un asombroso talento innato y sentimiento por la danza oriental. Desde sus primeros años escogió esta danza como trabajo personal, a pesar de la dificultad que suponía bailar en clubes debido a la cultura propia de Egipto. No permitió que esta situación la desanimara y se dedicó a observar, aprender y trabajar desde los 12 años de edad en danza hasta dominar el folclore egipcio: melaya, shappi, sharki, siedi, balady y khalijy.
Después de este período formativo se trasladó a El Cairo para bailar en clubes nocturnos, hoteles de cinco estrellas y bodas. En ese momento conoció a Raqia Hassan, quien la "descubrió" y la incorporó a su festival anual Ahlan Wa Sahlan, donde es a la vez maestra y bailarina. No es pues, de extrañar, que personalmente le esté muy agradecida por su inversión en su talento, que actualmente sigue cultivando a través de shows y talleres.

Ya Helw Sabah:


Ver bailar a Aziza es sumamente recomendable, porque, al igual que hacen otras bailarinas egipcias, ella nos recuerda el origen y el auténtico sabor de esta danza tal cual la conocemos hoy: cálida, desenfadada y sin complicaciones de técnica ni virtuosismos extraordinarios. Como ella baila es como se baila en Egipto y como realmente se debería bailar, al menos quienes se dicen deudores del llamado "estilo egipcio": una danza que parezca fácil y natural, una danza que surge de escuchar la música, conocerla bien y reproducir con el cuerpo lo que oyes, una danza que es más improvisación y sentimiento que coreografía estudiada y repetida hasta la saciedad.
Y es que actualmente tendemos a pensar que la danza oriental es un corpus de técnicas complejísimas y cuerpos perfectos enfundados en trajes de lujo; cuando con mucho menos una ya se acerca a la auténtica esencia de lo que es esta danza. En ese sentido Aziza hace que todo parezca fácil y sin esfuerzo: esa soltura de caderas, esos shimmies impresionantes, y ese evolucionar por la pista como pez en el agua y con un absoluto dominio de la música, de lo que ésta te sugiere y sobre todo, sin complejos y sin empeños en hacer algo perfecto y pulido, sino dejarlo fluir todo con naturalidad, desenfado e incluso algo de descaro: la clave de la sensualidad, sin postizos ni artificios.

Aini Ya Aini 2011:

En resumen, Aziza, la de El Cairo, es una bailarina digna de conocer y disfrutar, y sobretodo es un recordatorio para todos los que quieren complicar la danza oriental o encasillarla en un estilo único, una técnica inmovilista, en fin, de convertirla en una rutina. Y es que la danza es, en fin, interpretación, por lo que deberían haber tantos estilos como bailarinas; lo que, por desgracia, no siempre se da.

1 comentario:

Witch in me dijo...

Soy de Bielorusia, y claro que, como todos estranjeros, anadimos algo nuestro a la danza de vientre, algo ajeno, para complicarlo y hacerlo mas sofisticado. Por eso me gusta ver Aziza bailar con sus elementos tan tradicionales, puramente orienatales. Y sus shimmies son tan ricos, me vuelven loca!!! Buena motivacion para prestar atencion a elementos basicos y practicarles con mas entusiasmo!