Laura Zaray

Estrenamos país nuevo con una preciosa bailarina finesa, Laura Huovinen -Laura Zaray de nombre artístico- que sobre proceder del frío país nórdico ha logrado desarrollar una preciosa técnica y un sabor árabe muy clásico en su forma de danzar, por lo que vale la pena conocerla.


Laura se inició en la danza oriental en el año 2003, y pronto se apasionó con ella de la mano del profesor Tuija Rinne, famoso por su precisa técnica y exigencia. Tres años después ella ya formaba parte de la El Hosenny Dance Company, actualmente trabaja en el Oasis Ensemble con profesores como Soikkeli Saara, Seppänen Sirke y Lindfors Peppina. Interesada también en la propia cultura árabe, trabaja en la Asociación Masrah, una institución finesa que trabaja para el conocimiento y difusión de la danza, cultura y música árabe, y en la cual Laura se esfuerza para que la danza alcance gran relevancia en este país. En 2010 Laura ha iniciado su propio festival de danza árabe, el Hafla, con el que espera promocionar aún más este arte en Finlandia y que está teniendo enorme éxito. 
A nivel personal su talento como bailarina ha sido reconocido por artistas de la talla de Mahmoud Reda, Raqia Hassan y Fahmilta Farida, que se han contado entre sus maestros. ha actuado y competido en diversas partes de Europa y Egipto. Además de trabajar en diversos grupos de danza ha colaborad con proyectos artísticos como Layali Simsimiyya (Finlandia 2006) y Las Danzas del Mundo de Mahmoud Reda (Alejandría 2007 y 2008). En 2009 fue galardonada con el Premio Ciudad de Vantaa a las artes.



No cabe duda de que Laura es una bailarina cautivadora y de gran talento. Su formación con diversos y grandes maestros egipcios se pone de manifiesto en esta técnica de sabor egipcio, elegante, delicada y graciosa, que hace que te quedes pendiente de la belleza de sus movimientos. A ello suma el encanto de su personalidad y presencia en el escenario. Son muchos los vídeos que se pueden visualizar de ella en su cuenta de Youtube, he destacado dos del concurso de talentos nacional finés que, si bien no es el escenario más artístico y profesional para la ejecución de la danza oriental -entre otras cosas, porque fastidia que el cámara a veces esté más pendiente de las expresiones del juzgado que de la interpretación de la bailarina, lo cual es inadmisible- nos permite hacer una primera aproximación al estilo precioso de esta exquisita finesa, que vale la pena conocer y disfrutar.



Desde aquí le mando mi enhorabuena y mi más sincera felicitación a esta excelente bailarina, que con su trabajo personal y su aportación diaria está contribuyendo al conocimiento y dignificación de la danza oriental en un país tan atípico para ello como es Finlandia. Sigue bailando así de perfecto y maravilloso, y mucha suerte para el futuro.

Comentarios

Entradas populares