viernes, 6 de marzo de 2009

Ju Marconato

Iniciamos un nuevo mes con una maravillosa bailarina y maestra brasileña, Ju (Juliana) Marconato, que nos tiene a todos cautivados con su preciosa técnica y su absoluta elegancia y profesionalidad.

Web Oficial:
http://www.jumarconato.com.br/

Formada en fisioterapia, utiliza sus conocimientos para perfeccionar sus clases y seminarios. Establece perfectamente una unión entre cuerpo, mente y corazón haciendo de sus clases una forma de vida, además de la excelente técnica que ofrece a sus alumnas, un aprendizaje sólido de altísimo nivel. Inició sus estudios de danza del vientre desde que era niña y esa pasión por el arte hace que como bailarina se dedique íntegramente en sus clases, viajes, shows, seminarios a la danza en todas sus variantes. Es sin duda una de las mayores divulgadoras de este arte en Brasil.

Danza con espada:




Verdaderamente Ju Marconato pertenece a esa clase de bailarinas irrepetibles que te dejan boquiabierta desde el primer momento en que las ves. Dotada de una personalidad única, ha definido su propio estilo ofreciendo al mundo una danza cuya hermosura y sentimiento sólo se ve en contadas ocasiones, que atrapa al espectador desde el primer momento y tras ello ya no lograr apartar los ojos de ella. Su técnica es perfecta, su gracia y elegancia, increíbles; interpreta de un modo muy creativo y personal la música y sabe hacer de la danza un auténtico espectáculo de cultura y belleza. Por cierto, que como maestra también ha sabido ser reconocida, pues los vídeos de sus alumnas también son absolutamente impresionantes, por lo que recomendamos verlos desde aquí. El vídeo de su danza con sable que hemos adjuntado arriba probablemente sea uno de los ejemplos más bellos de esta variante que se pueden contemplar actualmente en el YouTube.


Solo de Derbake:




Además de su indudable profesionalidad como maestra y bailarina, Ju también diseña sus propios vestidos, que aparte de ser usados por ella se confeccionan también para las alumnas, para las maestras, y se exportan a todo el país. Actualmente Ju regenta su propia escuela y tiene a su disposición diversas maestras y compañeras para las clases a distintos grupos de alumnas. Desde aquí no me queda sino mandarle mi más sincera enhorabuena y felicitación por su bellísimo y maravilloso trabajo. Ella, como otras bailarinas brasileñas igualmente admirables, están contribuyendo cada vez más a demostrar que en Brasil también se trabaja y se dignifica muy bien la danza oriental.