sábado, 29 de noviembre de 2008

Shahrazad

La entrada de hoy la dedicamos a una bailarina americana que ha tomado como nombre artístico a la heroína de las Mil y Una Noches, Shahrazad, que trabaja dando clases y haciendo representaciones en Nueva York, con un estilo enérgico y apasionado muy personal.

Web Oficial: http://shahrazadbellydance.com/


Shahrazad es una bailarina profesional e instructora en danza oriental ubicada en el entorno metropolitano de Nueva York. Su estilo es el egipcio clásico, el conocido raks-sharqui. Su especialidad es la danza con sable y ha llegado a desarrollar un estilo que combina el solo de derbake con dos sables, pero también trabaja con las alas, el bastón, los crótalos y los velos en sus actuaciones, según lo que demande el cliente. También imparte clases para principiantes, intermedios y avanzados, pero por su parte también sigue instruyéndose, asistiendo a seminarios de danza para mantenerse al día en este ámbito. Regenta su propia agencia de entretenimiento con diversas bellydancers. Se dedica ante todo a eventos corporativos, actuaciones en grupo, bodas, cumpleaños, etc. Sus bailarinas ofrecen un elenco variado de actuaciones en un mismo show. Shahrazad se dedica a la danza desde 1997, aunque tiene precedentes en el ballet, jazz y tap. También practica yoga regularmente y se está certificando para ser entrenadora personal e instructora de fitness en grupo. Llegó a una alta graduación en karate y kick-boxing. Sin embargo nada ama por encima del bellydance, a quien ha decidido dedicar toda su vida. Entre los maestros que la instruyeron e inspiraron para cumplir este sueño, ella destaca a Dalia Carella, Yoursy Sharif, Gamila El Masri, Sandra Catena, Samara y Nadia Moussa.

Danza con velo:


El amor y la dedicación que Shahrazad imprime a la danza se transmite al público, pues se trata de una bailarina llena de entusiasmo y alegría por lo que hace, dándolo todo desde el primer hasta el último segundo de baile. Dinámica, alegre y apasionada, Shahrazad sabe cautivar a la audiencia, permitiéndole experimentar su mística interpretación de la danza oriental. Tiene un estilo muy personal y una intensa energía que hace de ella una bailarina muy amena e inspiradora. Está dotada, además, de un gran dominio muscular y de capacidad sobrada para la improvisación y la actuación con música en directo, siendo una persona perfecta para el entretenimiento y amenización de fiestas particulares, por lo que normalmente los clientes suelen volver a requerir su trabajo más de una vez.

Solo de derbake:


Pues desde aquí vaya mi enhorabuena a esta estupenda bailarina, por su pasión, entusiasmo y absoluta dedicación a la danza, que es un elemento tan importante como tener una buena técnica, y por demostrar también que una bailarina puede ser maravillosa no sólo en los grandes escenarios sino también en los pequeños clubes o salas.

3 comentarios:

Laura dijo...

Hola Ana, soy Laura de Argentina. Hace 6 años que practico esta danza y hace unas semanas que he encontrado este blog, y demás está decir que me ha sorprendido gratamente. Lamento mucho el episodio de la bailarina Nur, la cual fue insultada gratuitamente, acusada de mentirosa y fría.No quiero volver a sacar el tema porque no correspondería, pero me gustaría contarte una anécdota que sucedió en enero de este año cuando fui a ver a Saida con la orquesta de Mario Kirlis a un evento. Tuve la desgracia de llegar tarde, y no pude sentarme en los primeros lugares,así que me contenté con verla de costado. En fin, después de un tiempo de verla bailar, fijé la vista en la gente que estaba conmigo apreciando el espectáculo:estaba maravillada, pero en particular,me llamó la atención una mujer, que aplaudía estrepitosamente y sonreía a más no poder. La bailarina, al verla, se bajó del escenario,la tomó de la mano, la acompañó al escenario, y la dejó allí, bailando con la orquesta en vivo, volviendo al lugar de la señora,y ocupando el mismo lugar que todos nosotros, aplaudiendo y sonriendo a la señora, que por un momento, fue la estrella de la noche. Debo decir que Saida no es santa de mi devoción, pero este gesto de ella me pareció maravilloso. Con todo esto quiero decir que la actitud de ella hacia el público contrasta enormemente con el comentario del anónimo de que las argentinas son frías al bailar,lo que no niego de ninguna manera, hay muchas argentinas que son frías y sin expresión, pero también existen las otras, las que invitan al público a bailar y que no tienen problemas en ceder por un momento la atención recibida. Como también existirán de estos dos tipos en España y en todas partes del mundo, incluso en Egipto.En fin, quería comentarte esto, porque considero que no sólo es bueno considerar a las bailarinas como las diosas orientales que son, sino también a la persona. Espero que sirva de algo. Espero con ansias la próxima entrada, porque tu blog es genial. Mando muchos saludos desde el otro lado del mundo!!!

Meldelen dijo...

Di que sí, Laura. Totalmente de acuerdo contigo. A mí las argentinas con las que más me llegan, aunque como ves admiro a muchas otras y me gusta valorar a cada una con lo que tiene. Todas tienen algo bueno y ninguna es prescindible.

Sobre Saida en concreto, me ha gustado mucho la anécdota. A esta bailarina en concreto me gusta verla como mujer, como persona, además de como profesional. Me saca de quicio la gente que la tiene tan en exceso divinizada -hasta el fanatismo- porque saca a la bailarina de su contexto y provoca asociaciones injustas o prejuicios sobre ella que no son reales.

En fin gracias por tu comentario y gracias por seguir el blog!

Keyla dijo...

Me gustó mucho la interpretación de esta bailarina. Luce muy natural, delicada, es muy hermosa. Me agrada mucho su expresión, serena y sonriente. Gracias de nuevo por presentarla.

Por otro lado tambien estoy deacuerdo con el comentario de Laura. No se de qué episodio habla con la bailarina Nur, ya me enteraré. Pero es cierto que la gente suele colocar a las bailarinas argentinas en un solo saco de frialdad, egocentrismo y divinidad. Yo no las veo así. Saida es muy buena bailarina...yo no la conozco más allá de un par de seminarios, y la verdad su actitud ha sido respetuosa pero distante. Es su personalidad vamos...

En fin...
Shimmies para todas