martes, 3 de junio de 2008

Odalisca: ¿bellydancer?


A poco que se incursione en el mundo de la danza oriental (vulgarmente conocida como "danza del vientre") una descubrirá una palabra de origen turco que se ha quedado pegada al vocabulario frecuente de las bellydancers actuales. Esa palabra es "odalisca", y ha sido identificada como sinónimo de "bailarina de danza oriental", especialmente aplicable a aquellas bailarinas especializadas en bellydance o raks sharqui clásico. Hablamos de bailarinas tan célebres como las argentinas Saida y Sarat, quienes exhiben el atributo de "odalisca" en los mismos titulares de sus webs personales; pero dicho apodo se ha generalizado a la inmensísima mayoria de sitios web, escuelas y bailarinas de este arte ancestral. Hecho que supone un terrible error, que debería ser corregido con igual ímpetu con el que nosotras solemos alzarnos cuando oímos la danza del vientre identificada con Shakira o con el grupo Banghra. Veamos qué nos dice la Wikipedia referente al término odalisca:

"Una odalisca era una esclava o concubina en el harén del sultán del Imperio Otomano. La palabra, de origen francés, viene del turco odalık, que significa "criada"; "oda" significa "sala, habitación". Una odalisca no era una concubina del harén, pero podía llegar a serlo. Las odaliscas eran las esclavas vírgenes del harén, donde ocupaban el último peldaño de la escala social, y no servían al sultán en persona sino a sus esposas y concubinas, como criadas personales. Las odaliscas solían ser regalos ofrecidos al sultán, que por lo general no las veía nunca, ya que normalmente estaban bajo la supervisión de la madre del mismo. Si una odalisca tenía una belleza extraordinaria o tenía un talento excepcional para el canto o el baile, sería preparada para ser una posible concubina. Si así se le requería, una odalisca entrenada como concubina tendría relaciones sexuales con el sultán, y sólo después de esto cambiaría de estatus, pasando a ser una concubina. En el imperio otomano, cada concubina veía al sultán una sola vez, y sus usos sólo serían requeridos más veces si era una bailarina, cantante o amante especialmente buena y por tanto llamaba su atención. Si por casualidad la concubina quedaba embarazada y daba al sultán un hijo varón, se convertía en una de sus esposas."

Una definición bastante acertada, aunque un tanto incompleta. En efecto, la odalisca era la esclava del harén. Esta figura se hizo tremendamente popular durante el Romanticismo, cuando la vida íntima de los harenes turcos llegó al conocimiento de Europa. Pintores como Ingres (de él son las pinturas que decoran este artículo), y posteriormente otros exaltaran la sensual figura de la odalisca en tanto que esclava sexual, dada a los placeres eróticos y la vida lúdica en el universo cerrado del harén.

En realidad, odalisca y bellydancer no tienen absolutamente nada que ver. El bellydance, cuyo origen está en el raks sharqui, nace de un ambiente árabe, mientras que la odalisca es una figura que pertenece a la cultura turca. El raks sharqui es previo al nacimiento del Islam mientras que la odalisca es fruto del patriarcado islámico, un objeto sexual entregado al placer masculino en la más aberrante misoginia que se pueda concebir. Es un insulto asociar estas dos figuras, porque tanto las mujeres que debieron iniciar la cultura de la danza oriental como las que lo popularizaron (Tahiya Carioca, Naima Akef, etc...) no eran esclavas ni concubinas. La danza oriental no es un acto erótico o sexual dado al placer masculino, no es un entretenimiento para causar excitación sexual. Esta asociación es una manipulación creada por esos europeos que conocieron los harenes turcos en el siglo XIX en un claro inicio del turismo sexual.
Por ello, es absolutamente lamentable que bailarinas tan experimentadas y conocedoras del arte de la danza oriental no lleguen a apreciar estas evidentes contradicciones y propaguen la denominación de odalisca en su entorno. Se dan casos de tremendas paradojas en ciertos sitios webs donde ves brillantes exposiciones reivindicando la danza oriental como arte, expresión espiritual femenina y cultura, contrarias a la valoracion meramente sexual o erótica de la danza misma; y sin embargo el término "odalisca" aparece frecuentemente, por no hablar del término "harén" para designar a algunos grupos de bailarinas. Una contradicción tan absolutamente radical que echa por tierra tanta exposición reivindicativa, privándola de todo valor.

La odalisca es la esclava en perpetua lucha por un lugar en el mundo asfixiante y cerrado del harén, prisión dorada de mujeres, violadas, vendidas, prostituidas; en constante empeño por captar la mirada del amo. Mujeres que nacían y morían entre cuatro paredes convertidas en meros objetos sexuales. Nada que ver con lo que es realmente una bailarina de la danza oriental, una mujer consagrada al arte y a su expresión cultural y no sexual.

Por ello emplazo a todos los que lean este artículo a desterrar el término odalisca de la cultura de la danza oriental, a no difundirlo y a reivindicar el significado real del mismo así como el de la bailarina propiamente dicha. No soy más que una iniciada que probablemente no llegue a gran cosa, pero por mi parte destierro este término de mi vocabulario y no calificaré ni a mi persona ni a la de otras bailarinas así. Es no sólo una cuestión de cultura y de conocimiento histórico, sino de amor propio, feminisimo y reivindicación del significado real de la danza del vientre.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente articulo!!!
Comparto plenamente lo que expones en él, haz hecho un gran trabajo al darte la tarea de investigar e informar sobre esta radical diferencia que ha sido obviada por nuestro círculo de amantes de la Danza Árabe... Reivindicas el ser intímo femenino y su expresión mas profunda, desarmando el enorme estigma en el que estamos inmersas en occidente.

Laura Elena Arroyave Monsalve
Medellín, Colombia

Meldelen dijo...

Muchas gracias Laura, en verdad creo que este es un articulo importante y que todos deberían tener en cuenta este aspecto.
Besos!

Natix dijo...

Espero que veas este comentario a tiempo.
Hace un tiempo encontré este blog y gracias a él conocí a Salimpour y la danza tribal que ahora tanto me gusta y me interesa.

Ahora que dispuse de tiempo leí otros artículos y la verdad es que te felicito! No solo porque es muy completo el blog, sino porque además coincido muchísimo con tus opiniones y te felicito por la forma que te expresas.

En cuanto a este artículo, me parece bárbaro! Y estoy asombrada por el artículo de Shakira! no podría agregar ni sacar ni una palabra a lo que dijiste!! Es algo que siempre pienso y que hablo con compañeras o con gente que no sepa del tema y no logran entenderlo, yo sé que es una opción, y no está mal que lo haga, sólo que no es el mayor exponente si realmente te importa la danza del vientre, bueno, sin más que decir.

Te felicito nuevamente!
=)

Meldelen dijo...

Gracias a ti, Nati, por tu gentil comentario. En verdad hay poca gente que se dé cuenta realmente de estos detallitos, pero bueno, para eso estamos, para escribir e informar... :)

Anónimo dijo...

Hola:
Ayer conocí tu blog, y la verdad es admirable el trabajo que te tomas en recopilar información y videos. Te felicito, y adhiero a tus conceptos, en cuanto al tema Shakira y a lo del concepto de odalisca. Te agradezco mucho, un beso.

Barbara dijo...

Hola! me parece un articulo bastante interesante, aun que la verdad no comparto la tesis, pues el origen es una cosa, y el o los significados actuales es otra.


odalisca

-f. Esclava al servicio del harén.

-Mujer que forma parte de un harén.

-Mujer sensual.

Aquí hay 3 definiciones de la Real Academia Española actualizados de la palabra ODALISCA. Si bien, la RAE presenta algunas fallas en cuanto a ciertas definiciones de palabras, me parece que en este caso es una definición bastante aceptable.

Actualmente, el término ODALISCA se entiende como una mujer que baila danza árabe, la cual a su vez se relaciona con una danza muy sensual.

Saludos!!

Meldelen dijo...

Hola, Bárbara! Muy interesante lo que comentas sobre el tema de las acepciones del término odalisca; pero por mucho que esta palabra esté normalizada en el ámbito de danza oriental; si yo digo "odalisca" me entienden una cosa y si digo "bailarina", me entienden otra.

Además, como historiadora, el término me chirría y me sigue pareciendo inadecuado para una bailarina.

Anónimo dijo...

Tanto el artículo como la participación de los panelistas me parece sumamente interesante. De hecho, estoy buscando sobre el origen de la danza árabe. Me parece un poco incoherente el hecho de que a un sector de las mujeres árabes sean tan conservadoras y por otro lado, exista como parte de esta cultura las bailarinas de danza árabe. Esta diferencia tan marcada pude notarla en la telenovela brasileña El Clon. Siempre me ha fascinado la cultura árabe y esta es una interrogante que me gustaría clarificar. Mil gracias por la información!!!

Anónimo dijo...

me encantó!