Bellydance Superstars - Suhaila Salimpour

Dedicamos una entrada a otra Bellydance Superstar, una bailarina que fusiona el jazz con el bellydance y que pertenece a la segunda generación de las Salimpours, pioneras de la danza oriental en el ámbito norteamericano.


Suhaila Salimpour es nada menos que la hija de Jamila Salimpour, la pionera de la danza oriental en América (y origen de lo que se ha venido a llamar danza tribal) y de Ardeshir Salimpour, percusionista. El talento para el bellydance le viene, pues, de familia. Con unos orígenes en jazz y ballet, Suhaila emprendió su trayectoria como bailarina de manos de su madre Jamila, a la temprana edad de dos años, para desarrollar un estilo muy personal y propio de lo que es la danza oriental fusionada con expresiones de la danza contemporánea.
En 1996 fundó su propia compañía de danza e hizo revivir la de su madre, Bal Anat, al tiempo que directora artística de Sheherezade, espectáculo que fusionaba la danza del vientre con otros estilos como riverdance, stomp, y la danza aérea más espectacular propia del Cirque Du Soleil.
Actualmente se dedica a viajar por Norteamérica y Europa haciendo presentaciones pero también impartiendo clases en su escuela de danza en Berkeley (California). Además ha lanzado una serie de DVD's instruccionales para su técnica propia que acerca la danza del vientre a la sociedad contemporánea con un matiz moderno y de fusión.


Solo de Derbake:


Como hemos indicado al inicio de esta entrada, el estilo de Suhaila es el bellydance fusionado con jazz. Algo que no gusta a todos y por ello se han vertido las consabidas críticas relacionadas especialmente con el movimiento de los brazos. Sin embargo a Suhaila hay que reconocerle el mérito de la especialización en un estilo que es muy personal. Es muy positivo que cada bailarina desarrolle su propio estilo, que puede gustar o no, pero que es síntoma de crecimiento y desarrollo interior. Además Suhaila se ha hecho cargo del legado de su madre y actualmente realiza una gran labor de instrucción y de difusión de la danza oriental en el ámbito norteamericano (que siempre es mejor que dejarlo a cargo de Shakira, ¿no creéis?).

Taqsim:


Sus movimientos enérgicos son algo muy propio de ella, pero si hay algo que no puede reprochársele es la falta de pasión o entusiasmo, le imprime a la danza toda la alegría que es capaz de transmitir, lo cual tampoco debe ser obviado, ya que no todo es la técnica a la hora de bailar.
Por cierto, la pequeña Isabella, hija de Suhaila y nieta de Jamilla, es el primer exponente de la tercera generación de las Salimpour, que a su corta edad (ocho años de edad) ya empieza a iniciarse en el mundo de la danza oriental. En fin, toda una consagración por parte de esta generación femenina.

Comentarios

Keyla ha dicho que…
Suhaila Salimpour: Su estilo no es que no me guste, me desagrada...pero vamos, es una maestra y se merece respeto. Esto lo he repetidoya muchas veces, y es que el estilo turco no me gusta...y esta tía baila más hacia el turco que hacia otros estilos...pero bueh, como dicen en mi pueblo, cada quien con su modo de matar pulgas...
SALMA ha dicho que…
Hola,
Con tu permiso, disfruto de pasar por tu blog para comunicarte que
Suhaila Salimpour impartira talleres en Barcelona el proximo 4 y 5 de Julio.
Mas info: www.salma-bellydance.es

Claro Suhaila Salimpour tiene el arte de ensenar, es una grande maestra, no te lo pierdas!


Besos

Entradas populares